miércoles, 26 de abril de 2017

Personal y transferible








El arte da vida.
No entiendo la vida sin arte,
ni el arte sin vida.

El silencio generador.
Materia que se transforma y transforma.

A penas nada,
para que nada sea lo que era. 




martes, 6 de diciembre de 2016

Centro de Logopedia

Imagen corporativa, diversas apliacaciones y creación de una serie de cuadros para dar vida al elegante gris y blanco  Centro de Logopedia.
Las "pinturas a lápiz" son una invitación, para el que espera, a imaginar, descubrir relaciones, buscar identificaciones... pequeños grandes mundos.
Un trabajo de hace algún tiempo que, gracias a las fotos de José Agustín, documento ahora.


martes, 9 de septiembre de 2014

Hay otro puente


Una propuesta de arte público para la conmemoración de los cincuenta años del nacimiento del Barrio de Puente Ladrillo en Salamanca
Juanvi Sánchez




Puente ladrillo es un barrio que se ha hecho a sí mismo: con el esfuerzo de todos llegó el agua corriente hasta las casas, el alcantarillado, el adecentamiento de las calles, la parroquia, casi en medio de los campos de cultivo…

Han pasado cincuenta años desde aquellos comienzos.
Y en la memoria la solidaridad, el acogimiento, el compartir desde lo que se era y con lo que se tenía: tiempo, recursos, ideas…
Y de música de fondo, el sonido del ferrocarril.
Hay otro puente, que mantiene vivos esos valores, que acoge al diferente y se siente cómodo con quien vive de otro modo.
La solidaridad es el aire que se respira, si se quiere estar vivo.

Celebrar todo lo caminado, celebrar que hay otros puentes que estrechan manos y acercan ideas, que van más allá de las teorías para hacerse presente en cada gesto.
Celebrar que unidos se puede construir, nos podemos construir.




Otro puente

Reuniones, celebraciones, comidas que alimentan algo más que el cuerpo… muchas de las cosas que importan, ocurren en torno a una mesa.

Cuando se me planteó el hacer una obra para conmemorar los cincuenta años del barrio, pensé en algo significativo para todos, más allá de creencias e intereses, de ideologías y modos de entender el arte o la vida. Un símbolo cercano, cotidiano, que con otras dimensiones, ofreciese lecturas abiertas y cercanas a lo que queremos contar.

Y a la vez, la pieza habría de servir para continuar con lo que ha ocurrido en estos años en puente: para hacer barrio, para seguir uniendo a la gente. Un lugar para hablar, para jugar, para alimentarse…






Aproximación a la obra

"Un círculo que aflora, que nace, de la tierra
y que genera una “mesa,” volviendo a sus orígenes.
Un puente en horizontal.
Un elemento que sale de abajo y se establece arriba,
que conjuga lo de fuera y lo de adentro.
Presencia, espacio sin ángulos, lugar de encuentro, punto de unión.
Celebración".



Materiales

Elemento circular de seis metros de diámetro y setenta centímetro de ancho, en acero corten de quince milímetros, regruesado en su perímetro con pletina de cincuenta por diez milímetros.
Anclado en sus extremos en tierra (ciento cuarenta centímetros de distancia de separación) Base de hormigón, con placas de anclaje.
Y sustentado en siete puntos (Trozos de rail con setenta centímetros vista y entrega en hormigón sobre placas de anclaje).

Dos sillas en hierro (cuadradillo de cuarenta por cuarenta milímetros) sujetas al suelo, con entrega en hormigón y soldadas sobre placa de anclaje.

Ubicación

La obra se encuentra en el Parque Tomás Bretón, situado entre las calles Nueva Guinea, Jesús Arambarri y Java.
La ubicación viene dada por la relación que se establece con los elementos circundantes: árboles que ofrecen sombra en los meses cálidos, espacio para poder interferir con la pieza, ausencia de elementos en el entorno que generen “ruido visual”…


Producción e instalación de la pieza




























Inauguración
14 de septiembre de 2014